Cómo afecta la salud mental al sexo

salud mental sexo

Muchas personas luchan con estados y enfermedades como la depresión, los trastornos bipolares, la ansiedad y las enfermedades crónicas. Pueden tener efectos profundos y duraderos en nuestra vida cotidiana, nuestra amistad y nuestras relaciones. Pero, ¿qué papel juegan en nuestras vidas sexuales, y cómo podemos ayudar si nosotros (o nuestro compañero) estamos sufriendo de una baja libido causada por una enfermedad mental? Es un problema que puede afectar, incluso, a escorts de lujo en Barcelona.

Todo está conectado

Primero, debemos entender que todo lo que está en nuestra mente afecta nuestro cuerpo y viceversa. Es lo mismo que cuando te sientes físicamente enfermo, cansado o descontento por algo y tu “resistencia sexual” disminuye.

La salud mental de una persona no solo afecta tu energía y conduce a querer tener relaciones sexuales, sino que también afecta a tu confianza y autoestima. Esto puede hacer que sea difícil relajarse y disfrutar de la experiencia. Si nos sentimos deprimidos o ansiosos, es difícil estar presente y en el espacio adecuado para disfrutar del sexo.

salud mental sexo

La baja libido puede afectar a nuestras relaciones

Si nunca te apetece mantener relaciones, es posible que tu pareja se sienta rechazada, y esto puede tener un impacto en vuestra relación. Es importante darse cuenta de que el sexo no es lo único que importa en una relación, pero si la falta de deseo sexual está en tu mente, probablemente también lo esté en la mente de tu pareja y pueda ser dañino.

La comunicación es clave

Si no estás de humor (o tu pareja no lo estás) y crees que puede ser por razones de salud mental, es importante que estés abierto a hablar sobre el problema. Necesitas ayuda y tu pareja necesita saber que no es que haya hecho nada malo para no merecer tus “atenciones”.

Es importante que nadie se sienta presionado para actuar sexualmente si su mente no está interesada. Porque sentirse presionado puede empeorar el problema. En cualquier caso, recomendamos buscar ayuda profesional con tal de conseguir encarrilar tu salud mental y tu vida sexual. Porque el bienestar de cada individuo es una de las claves de la felicidad de la pareja.

Continue Reading

¿Nos quedaremos sin sexo por culpa de las series?

¿Nos quedaremos sin sexo por culpa de las series?

¿Verdad que suena a locura? Pues puede que no sea tan descabellado. O bien, y con cierta probabilidad, que los medios estén exagerando.

Lo cierto es que David Spiegelhalter, profesor del Laboratorio Estadístico de Cambridge e investigador sobre las actitudes sexuales en Gran Bretaña, ha realizado un estudio a partir del cual asegura que las parejas de su país están teniendo un 40 por ciento menos de actividad sexual que hace 20 años. Por el título del post, seguro que ya sabes a quién le echa la culpa: a la tecnología. Y, más concretamente, a Netflix.

Spiegelhalter, que también es el autor del libro Sex by numbers, asegura: “Es Netflix, sin duda. «Oh, Dios mío, debo ver toda la segunda temporada de Juego de Tronos», te dices a ti mismo. Y todo radica, al final, en esta conectividad masiva y el constante control sobre nuestros teléfonos”.

Y no es el único que afirma que algo está pasando. Otro estudio realizado conjuntamente por la Universidad de San Diego, la Universidad Florida Atlantic y el Centro de Sexualidad Humana de la Universidad Widener apuntaba que los seres humanos nunca habíamos tenido tan poco sexo como ahora. De hecho, en los años 90, cada persona tenía una media de 67 relaciones sexuales al año, lo que sería unas 5 veces al mes. Pero hoy en día, la actividad de los millennials y la Generazión Z es mucho menor.

Por su parte, la plataforma Netflix mostró las estadísticas de sus usuarios al diario The New York Times el 2016: en total, se podía ver que cada persona ve una media de una temporada de su serie favorita a la semana, lo cual dejaba claro que le dedicaba dos horas al día a la plataforma de series.

Por otro lado, nos encontramos con que las generaciones de hoy rechazan el matrimonio como vía para llegar a la felicidad, y encontrar pareja ya no es una prioridad máxima. Es más: nos llegan datos de que la tecnología invasiva que usamos hoy en día, por ejemplo, lleva a un tercio de los italianos entrevistados en una encuesta a responder una llamada telefónica mientras se encuentra manteniendo relaciones sexuales.

Continue Reading